La Estrategia del FREE MINT y el Éxito de Goblintown NFT

En anteriores posts de Colección NFT, os mencionamos en varias ocasiones que tuvierais cuidado con colecciones que te regalan NFT, ya que en algunos casos podría resultar siendo una estafa. Pues a día de hoy, tenemos que rectificar en cierto modo, ya que aunque esto que os comentamos sigue existiendo, la estrategia del FREE-MINT se ha vuelto muy popular en el mercado NFT.

Tenemos un video en nuestro canal de YouTube explicando la estrategia del Free Mint y el éxito del proyecto Goblintown NFT:

Qué es el Free Mint

Os preguntaréis, ¿Qué es exactamente esto del Free mint? Como su propio nombre indica, el Free mint consiste en lanzar un minteo gratis de las piezas de tu colección NFT, es decir, los únicos costes que tiene que asumir el cliente son los costes del gas fee a la hora de mintear el NFT.

Como es lógico, el hecho de “regalar NFTs” reduce mucho la barrera de entrada de cara a nuevos usuarios que quieren explorar el entorno NFT. Además, en medio del bear market en el que nos encontramos ahora, las ventas de NFT también han caído considerablemente, lo que hace que los minteos gratuitos sean una opción más atractiva. 

Algunos de estos proyectos se han vuelto extremadamente valiosos en muy poco tiempo, como es el caso del proyecto Goblintown NFT, que es de la colección que vamos a hablar en este post.

El proyecto de Goblintown no es que haya sido el primero en incorporar esta estrategia, ya que esto ya se hizo hace mucho tiempo en los comienzos del sector NFT con la colección de Cryptopunks, donde regalaron la gran mayoría de las piezas. Pero esta estrategia ha vuelto a funcionar, ya que en un mercado donde todas las colecciones seguían exactamente el mismo patrón (encima en un mercado bajista), los Goblintown ha traído una propuesta de valor disruptiva.

Qué es Goblintown NFT

La colección presenta 10,000 Goblins bastante cutres en cuanto a diseño en la blockchain de Ethereum. A pesar de su obra de arte ridícula y sin un roadmap o utilidad aparente, los NFT subieron como la espuma en las listas de ventas del mercado, dejando a mucha gente impactada debido a que no se esperaban este crecimiento. Además, Goblintown llegó a superar a proyectos que están en el top, como puede ser el caso de Azuki, Doodles y más. 

Uno de los motivos por el cuál creció esta colección, es debido a un Twitter Space muy raro que hicieron donde los creadores se comportaban como verdaderos “Goblin” haciendo cosas muy extrañas, lo que hizo a la gente quedarse sorprendida y con cara de póker. Este Twitter Space tuvo nada más y nada menos que 56.000 oyentes de pico máximo, así que como estrategia de marketing viral les salió genial.

A simple vista, con esta descripción que os acabamos de dar estaréis pensando, ¿Pero cómo puede triunfar un proyecto así? Sin roadmap, sin utilidades, con un arte bastante flojo, la página web con un diseño pobre, ni siquiera tiene Discord tampoco… Es decir, es un proyecto “literalmente cutre”. Pues ahí reside la gracia, por eso este proyecto ha triunfado, porque lo han hecho cutre a propósito y, aunque no lo parezca, detrás del proyecto hay mucho trabajo y una estrategia de marketing elaborada para conseguir captar a tanta gente.

En su momento, el floor price llegó a moverse en cifras de 9 ETH en pleno mercado bajista, lo cual es sorprendente. Actualmente a fecha de la publicación de este post, el floor price se encuentra en unos 3 ETH.

El Goblin más vendido caro hasta la fecha es el #6485, que se vendió por nada más y nada menos que 77.75 Ethereum el pasado 1 de junio, que al cambio serían unos 86.000 dólares, lo cuál es bastante teniendo en cuenta que el Ethereum está bajo debido al bear market.

La colección McGoblin NFT

Posteriormente, los mismos desarrolladores de Globlintown lanzaron una colección complementaria, Mcgoblin NFT, una colección de hamburguesas centrada en los holders del proyecto. Cada Goblin podía recibir en la página web un NFT de la colección.

En el momento de la publicación de este post, todavía no se han revelado los usos de las hamburguesas, pero según algunas personas que han podido ver la información del smart contract, parece que va a ser algo similar al serum de los Bored Ape para convertirlos en Mutant Ape.

Como era de esperar, tras el lanzamiento de esta colección han surgido innumerables copias de estos duendes y otras colecciones que simplemente han seguido su estrategia pero con otro tipo de arte, como puede ser el caso de la colección de “We Are All Going to Die” (WAGDIE). 

Esta colección hizo prácticamente lo mismo, los founders hicieron un AMA muy raro, quemaron un Mutant Ape en directo para llamar la atención, no tienen ni roadmap ni utilities, utilizaron free-mint y demás. Esta colección tuvo éxito al principio, pero después su floor-price cayó en picado tras verse envuelta en varias polémicas en el entorno NFT.

Cómo se gana dinero en un FREE-MINT

Y ahora la gran pregunta que os surgirá a muchos de vosotros. Vale, si regalan los NFT, ¿Cómo ganan dinero los desarrolladores del proyecto? Pues como muchos ya sabréis, a los NFTs se le pueden añadir royalties, lo que significa que por cada venta que se haga de tu NFT tu te llevas una comisión. Como la colección tuvo un gran volumen de ventas en el mercado secundario, ellos se han beneficiado de todas las comisiones que se han llevado por esas ventas.

Como conclusión final, queremos que tengáis en cuenta cómo han conseguido triunfar el proyecto de Goblintown, y es gracias a proponer una estrategia de valor completamente disruptiva y diferente de todos los proyectos que hay en el mercado. La moraleja de esto es que para poder triunfar entre un mundo donde todos hacen completamente lo mismo, debes encontrar una estrategia de valor diferenciadora y que llame la atención a los usuarios de la comunidad.

Compartir:

También te pueden interesar...