¿Qué es una DAO y Cómo funciona?

Seguramente has oído hablar de las DAO o has visto este término por algún que otro lado. Las DAO han ganado mucha popularidad en el entorno crypto y NFT debido a su gran cometido y todas las posibilidades que nos ofrece. En el siguiente post te vamos a explicar cómo funciona esta tecnología.

Si prefieres ver el contenido de manera más visual y dinámica, te dejamos por aquí el video que hemos grabado para nuestro canal de YouTube:

¿Qué son las DAO?

Las siglas DAO describen las palabras Decentralized Autonomous Organization, que en español vendría a ser Organización Autónoma Descentralizada. Como su propio nombre indica, una DAO hace referencia a una forma revolucionaria de organizar y hacer funcionar organizaciones, haciendo uso de los smart contracts y de la tecnología blockchain para proporcionar transparencia, inmutabilidad, autonomía y seguridad a las mismas.

Las DAO están completamente controladas por algoritmos computacionales que dictan los smart contracts, los cuáles determinan cómo deben cooperar las partes implicadas de la DAO.

Uno de los mayores aspectos positivos de una DAO es que no están vinculadas a ninguna ley ni regulación en concreto, ya que la descentralización es lo que lo permite.

¿Cómo funciona una DAO?

El funcionamiento de una DAO es posible por 4 factores:

El primero de todos son los smart contracts, ya que nos permitirán definir las reglas y acciones que se deberán tomar y ejecutar de manera autónoma dentro de la DAO.

El segundo factor sería un protocolo de consenso, el cuál su propósito es garantizar que las decisiones que se tomen dentro de la DAO sean tomadas por el consenso de todas sus partes. Ningún factor externo a la red puede afectar a la DAO.

El tercer factor es que las DAO necesitan un token o medio de intercambio para que se puedan mantener económicamente, ya sea una criptomoneda, NFT u otro tipo de activo

Y por último, el cuarto factor es la blockchain, ya que permite grabar todo lo que sucede en la DAO. Toda la información queda almacenada y de manera pública para garantizar su seguridad.

Ejemplo práctico del funcionamiento de una DAO

Por último vamos a poneros un pequeño ejemplo para que entendáis exactamente cómo funciona.

Imaginaros una asociación de vecinos donde se aporta una cuota mensual o anual para hacer frente a las averías o gestiones que surjan en la comunidad.

Con un smart contract, se podría organizar un fondo común donde cada vecino aporta una cantidad determinada de dinero. Ese dinero ya no estaría solamente en la posesión de 1, 2 o 3 personas, si no que estaría en un fondo común donde todas las partes tienen acceso y donde se requiere la aprobación mediante una democracia para realizar una determinada acción.

El smart contract sería el encargado de generar una petición a cada usuario una vez hay que realizar un nuevo gasto o algo que surja en la comunidad de vecinos.

Como véis esto es muy positivo, ya que te ahorras muchos problemas con este tipo de tecnología. Puedes evitar corrupciones, malentendidos, falta de organización y muchas cosas más.

Compartir:

También te pueden interesar...